Portada » Invertir en fondos de gestión pasiva

Invertir en fondos de gestión pasiva

  • por

En anteriores entradas hemos planteado el enfoque racional del ahorro, cómo estructurarlo en «inversión» y «hucha» y en cómo sacar partido a esta última. Hoy es el turno de la inversión, y hablaremos del producto más práctico y asequible: los fondos de inversión de gestión pasiva.

Inversión activa para desayunar

¿Qué no has oído hablar de ellos hasta ahora? No es grave, todos hemos pasado por ello. Es un pequeño pecado de ingenuidad pensar que nuestra entidad financiera nos ofrecería un producto como éste. Pronto veremos por qué, pero antes, empecemos por el principio.

Qué son los fondos de inversión de gestión pasiva

Como explica perfectamente la página invertirmisahorros, son instituciones de inversión colectiva que intentan replicar un índice determinado (el S&P500, el IBEX35…). Pasiva significa que la selección de los valores y su ponderación en la cartera está automatizada, mientras que en la gestión activa son los gestores quienes toman las decisiones.

La inversión pasiva sigue al índice de referencia, pero pocos fondos activos logran superar al índice en un año determinado, y muchos menos aún los consiguen repetidamente en el largo plazo.

Ventajas e inconvenientes de la gestión pasiva

  • La principal ventaja es que las comisiones son significativamente menores que en la gestión activa.
  • Es fácil comenzar a invertir por la simplicidad de la gestión.
  • Gran diversificación
  • Realización de ajustes automáticos (balanceo), para alinearse con la planificación y así se evita la descompensación de unos activos frente a otros.
  • No es necesario estar «encima» del fondo, ya que se gestiona automáticamente. Esto favorece que este modelo de inversión sea a largo plazo.

Como inconvenientes, se pueden enumerar los siguientes:

  • No superan al índice al que está referenciado
  • Menor capacidad de respuesta, por ejemplo con un valor que pasa por una mala racha

¿Cuáles son los pasos a dar para abrir un fondo de gestión pasiva?

Lo primero es localizar una gestora de este tipo de fondos, que se llama roboadvisor («robo» es por la automatización del proceso, no por el deporte nacional). De los varios roboadvisors existentes, Indexa Capital es la que mayor volumen maneja en España, dispone de todas las garantías (recuerda que un fondo no es un producto garantizado, ya que puede estar sujeto a pérdidas), y además tiene las comisiones más bajas (que siguen rebajando según se unen más clientes).

Si sigues adelante, utilizando este enlace a Indexa Capital, no te cobrarán durante el primer año la comisión de gestión.

El proceso de alta es 100% online (salvo la firma del contrato, que recogerá un mensajero cuándo dónde quieras), y el primer paso es completar un cuestionario para valorar el riesgo que puedes asumir (siempre teniendo en mente que la rentabilidad crece con el riesgo). Realizado este cuestionario y finalizados los trámites de alta, se asigna un modelo de cartera acorde al riesgo. Cuando se registre el alta, en unos 3 días la cuenta estará operativa.

Sólo quedará realizar la transferencia oportuna, abrir el fondo y dejarlo hacer. Además, también se pueden abrir planes de pensiones y EPSV’s en el País Vasco.

Si Indexa Capital es el referente en España, MyInvestor ha aparecido como un serio competidor. Sus principales características:

  • La oferta de fondos indexados es de reciente creación, por lo que apenas dispone de trayectoria en el tiempo (track record), frente a los 5 años de Indexa Capital
  • En cuanto a costes, es algo más económico que Inversa Capital, en caso de que no utilices el link que comparto
  • El límite mínimo para invertir (1000 €)es inferior al de Inversa Capital
  • Puedes elaborar tu propia cartera por un coste aún inferior. En este caso, atención al rebalanceo
  • Como reconocen en MyInvestor, han copiado la distribución de fondos de Indexa Capital

Con este enlace a MyInvestor, tampoco te cobrarán las comisiones de gestión durante el primer año, y además, te llevarás 30 €.

Conclusiones

Las ventajas de la gestión pasiva son muy interesantes al tratarse de una forma de inversión diversificada, económica y sencilla de aplicar. Es un producto que no conlleva ningún riesgo adicional respecto a los fondos comercializados por la banca tradicional, sólo que las comisiones son inferiores y en términos generales, la rentabilidad es mayor.

Ahora que conoces los fondos de gestión pasiva, tienes a tu alcance el producto que puede asumir un peso significativo de tu cartera de inversión, y a largo plazo. Tienes lo necesario para profundizar cuanto necesites, y si que quieres ahorrar las comisiones de gestión del primer año, sólo tienes que seguir este enlace a Indexa Capital o éste para MyInvestor. ¡Ánimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *