Portada » ¿Ayuno? ¿Por qué hay quien siquiera pensaría en ello?

¿Ayuno? ¿Por qué hay quien siquiera pensaría en ello?

  • por

El ayuno es un tema controvertido, por lo que esta entrada intentará explicar qué hace nuestro cuerpo todos los días cuando está en este estado, porque des-ayunamos por algo…

¿Es algo antinatural?

¿Cómo vamos a dejar de comer, así, porque sí? Obviamente es la primera duda que se nos viene a la cabeza, pero no olvidemos que lo hacemos de forma natural mientras dormimos. Otra cuestión es que vayamos contra el convenio social establecido, ya que en nuestra sociedad no cabe una celebración sin comida ni bebida. Tenemos tan integrada la rutina de tres comidas al día (¡o cinco!) que todo lo que se salga de ese esquema hace chirriar los engranajes.

Sobre si es natural o no, sí lo es. Los animales ayunan y se purgan. La hibernación conlleva ayuno, y especies como los pingüinos pasan meses sin comer mientras cuidan sus huevos. Se han observado muchos casos de animales de diversas especies que voluntariamente ayunan cuando se encuentran enfermos o heridos.

¿Qué le pasa al cuerpo con el ayuno?

Como comentamos en un artículo anterior, las reservas de glucosa del cuerpo duran aproximadamente 24 horas, pero que las reservas de grasa pueden superar los 40 días, por tanto, hay suficiente margen de seguridad.

El ayuno tiene dos fases diferenciadas:

  • En la primera se consumen las reservas de glucosa. Dura alrededor de dos días y es cuando se producen las sensaciones desagradables (mareos, dolores de cabeza, insomnio,…) debido a la hipoglucemia.
  • Finalizada esta etapa, el cuerpo comienza a utilizar la grasa almacenada en forma de cuerpos cetónicos. Si bien puede haber una mayor lucidez mental, se nota la reducción del metabolismo, teniendo una mayor sensación de fatiga.

Para los detalles técnicos, este artículo elaborado por un Médico y una Bioquímica es de fácil digestión.

¿Y por qué me iba a interesar ayunar?

Y éste es el meollo de la cuestión, ayunar consume la grasa almacenada, nada que no hagan los correctos hábitos alimenticios. ¿Y por qué hay gente que ayuna pese a seguir dietas saludables? Por la autofagia.

El Dr. Ohsumi recibió el premio Nobel en 2016 por su investigación sobre la autofagia. Ésta consiste, a grandes rasgos, en la regeneración que realiza nuestro cuerpo a nivel celular, de forma que puede contribuir a curar enfermedades, mejorar dolencias y prolongar la esperanza de vida. Este proceso biológico también se documentó a finales del siglo XIX por los seguidores del naturismo.

Dicho en plata, la autofagia consiste en dar la oportunidad al cuerpo para que se limpie y repare, utilizando sus recursos para ello sin la interferencia de otros procesos como la digestión.

Esta limpieza se realiza a nivel celular, descomponiendo los elementos (proteínas,…) dañados o anormales, y reciclando los subproductos de esta descomposición para las funciones básicas de la célula. También ayuda a destruir virus y bacterias en un proceso infeccioso.

Por tanto, más allá del posible interés estético del adelgazamiento, el ayuno contribuye activamente a que el cuerpo se sane a sí mismo, regenerándose y limpiándose. Ahora bien, este proceso puede producir ciertas situaciones incómodas que veremos en un próximo artículo.

¿No te pica todavía la curiosidad? Pues todavía no conocemos ningún otro procedimiento artificial que tenga este efecto curativo y regenerador…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *